tierraquerida.co
Buscar
Agregar Servicio
Registrarse

Pajariando en Filandia, un territorio compartido

Tucancito Rabirojo
Tangara multicolor

Pajariando en Filandia, un territorio compartido

Filandia, al igual que muchos territorios, es un  hogar compartido, un pueblito con una magia difícil de describir pero muy fácil de percibir, por la amabilidad de sus locales, lo hermoso de sus paisajes y su espléndida tradición, lo que hacen de este pueblito al norte del Quindío, un sitio ideal para visitar y querer aportarle en algo a su conservación. Así mismo, tal  como nosotros vivimos y disfrutamos de todo lo que tiene para ofrecernos, igualmente lo hacen una infinidad de especies de mamíferos, aves,  anfibios y flora, los que aportan y componen la esencia de su encanto.

Un espacio de tierra muchos dirían algunos, pero Filandia es mucho más que eso, es un tesoro visto con ojos de pájaros, un sitio que dada su ubicación geográfica reúne todas las características para ser refugio de aves migratorias un oasis después de sus largos recorridos y un fantástico hogar de muchísimas especies locales y endémicas. Esta riqueza se debe a la oferta de alimento que nuestros bosques ofrecen en distintas etapas del año, gracias a una cantidad de laureles, cecropias (Yarumos) y Miconias (niguitos, caimitos) entre otras arboles de nuestra zona que se disponen felices de recibir a pequeños tejedores del bosque y restauradores de la salud del ecosistema, brindándoles sus ricos frutos, esos que muchos sin atrevernos a observar, los llamamos pájaros, pero son mucho más que especies voladoras, son belleza escénica, son armonía en su canto y consuelo para el campesino.

Por eso dedicamos este post, a describir 10 de los pájaros mas  hermosos de los bosques de Filandia, haciendo la aclaración que no es una lista excluyente sino una mera recopilación de especies de aves comúnmente conocidas en el municipio.

El asoma candela o toche (Ramphocelus flammigerus) un ave que conocemos mucho por estar siempre buscando insectos y frutos para su alimentación. Muy característico es su pico color plata y su rabadilla color candela el macho, su hembra mucho más vistosa.

Foto: Juan Carlos Noreña

Flame-rumped tanager  (Ramphocelus flammigerus) Toche Enjalmado o Asoma Candela

La tángara verdiazul (Chlorophonia cyanea)  una de las especies de aves más hermosas a mi parecer, pequeña e inquieta, le fascina   los frutos de las miconias y a cambio ofrece reforestar lo que el hombre deje reforestar. Aunque es difícil de observar, siempre será una gran alegría para aquellos que lo hagan.

Foto: Juan José Arango

Chlorophonia cyanea - Blue-naped Chlorophonia - Clorofonia Nuquiazul - Clorofonia Verdiazul 16

Más info: https://birdscolombia.com/2016/09/20/clorofonia-verdiazul-chlorophonia-cyanea/

Tangara multicolor (chlorochrysa nitidissima)  quizás el mayor atributo que tenga nuestro pueblo para aquellos pajareros. Ave endémica de los andes centrales con una distribución muy restringida y al mismo tiempo se caracteriza por ser una de las especies más difíciles de observar en el mundo. Siempre vuela en el refugio  que brindan las bandadas mixtas, sin duda alguna es una de las mejores pinceladas de la naturaleza que vuela entre nosotros.

Foto: Juan José Arango

Tangara multicolor

Pava Caucana (Penelope perspicax) otra especie endémica que escogieron como refugio los bosques de Filandia, muy amenazada por haber sido fuente de proteína de nuestros abuelos, es una de las pavas más grandes que tiene Colombia, muy fácil de ver alimentándose de los Yarumos.

Foto: Calidris

Carriquí de montaña (Cyanocorax yncas) una de esas especies de aves que de seguro lo hacen detener en el camino, con una belleza sin igual; ruidosos y muy inteligentes, estas especies han logrado sortear la desafortunada desaparición de su hábitat.

Foto: Ernesto Uribe

Cyanocorax yncas galeatus (carriquí) -Explored-

Dacnis turquesa (Dacnis hartlaubi) una especie endémica dotada de una azul turquesa que adorna los bosques y brinda paz en el alma de quien logra verla. Se alimenta de frutos de árboles como el tachuelo o el lembo y es de un alto interés para los observadores de aves dada su belleza y dificultad de observarla.

Foto: Proaves

Tucancito Rabirojo (Aulacorhynchus haematopygus) también conocido comúnmente como o paletón, se observa fácilmente alimentándose de frutos de palma de cera, laureles, entre otras especies de frutos pues su dieta es amplia lop que lo convierte en un gran dispersor de semillas. Tiene un pico grande y fuerte y una mancha en su rabadilla de color rojo muy característica y por lo cual se le llama rabirojo, al verlo se siente esperanza de que el bosque aun cuenta con guardianes emplumados recordándonos con sus plumas ancestrales el difícil momento que la naturaleza está afrontando

Foto: http://avistamientoavescolombia.blogspot.com

Tucancito Rabirojo

Torito cabecirojo  (Eubucco bourcierii) de mirada feroz, se alimenta de insectos, arañas, frutas entre otros; una especie que presenta dicromatismo distintivo entre macho y hembra, el macho con una capucha roja y la hembra de tonalidades verdosas difícilmente se podría decir cuál es más hermoso de los dos pero fácilmente se distingue su canto y cuando es observado podría decirse que  no es temeroso pero vanidoso, pues posa para lograr salir bien en las fotografías.

Foto: Theresa Bayoud

Cucarachero pechiblanco (Henicorhina leucosticta) aunque es difícil de ver, con su melodía puede quitarle la tristeza a quien se atreve a regalarle un momento para escucharlo, estos cucaracheros son de las pocas aves que elaboran varios dormideros y los rotan como estrategia para despistar a los posibles predadores, son de hábitos rastreros y buscan insectos básicos en su dieta.

Foto: henicorhinata

Gavilán maromero (Elanus leucurus) es una rapaz que se observa fácilmente en Cruces y en El Vergel. Se caracteriza por su ojo rojo, su cuerpo blanco de alas grises, su vuelo peculiar y su particular  forma de cazar presas, pues en medio de su vuelo se detiene en el aire y observa el suelo y se clava en sus presas preferidas como ratones o liebres.

Foto: Alejandro Bayer Tamayo

Las aves como muchas otras especies de seres vivos,  comparten nuestro territorio incluso cuando no lo notemos, varias de las especies que se mencionan aquí son endémicas esto podría ser un aliciente para fomentar una estrategia de conservación a través del turismo o alguna otra, pero en la actualidad es una situación muy seria la que están afrontando ya que al ser especies que sólo habitan esta zona, la deforestación las afecta en gran medida. Las aves son grandes dispersoras de semillas y en la agricultura, así como los murciélagos y las abejas, nos contribuyen enormemente en el control de insectos y plagas, aportando a la polinización, lo que desencadena finalmente en que podamos disfrutar de frutas y verduras en nuestra mesa.

Daniel Escobar Arbeláez.

Tags

Author

Add Comment

Your email is safe with us.

RegistrarseTierraquerida.co

Los detalles de la cuenta se confirmarán por correo electrónico.

Restablece tu contraseña